El circuito Ricardo Tormo de Cheste se encuentra situado a 25 km de Valencia capital, en la carretera A-3. Es un circuito de primerísimo nivel en todos los aspectos. Actualmente, se corren carreras del campeonato del mundo de Moto GP, así como el FIM CEV Repsol y varias pruebas de diversas categorías pertenecientes al campeonato territorial valenciano y bastantes copas de promoción con el fin de descubrir nuevos talentos procedentes de la cantera valenciana. En otros ámbitos del mundo del motor es un circuito que cuenta con todas las homologaciones FIA de cara a los entrenamientos de Fórmula 1 y GP2, los cuales se celebran habitualmente en el trazado de Cheste. La característica que diferencia al Circuito Ricardo Tormo del resto de circuitos europeos construidos hasta la fecha, es la disposición exterior al trazado de la pista de los edificios civiles y los aparcamientos de paddock, pilotos, prensa y servicios. El desalojo de estos grandes volúmenes del interior del circuito lo convierte en el recinto con mayor flexibilidad en cuanto a la combinación y utilización de trazados.

El Circuito cuenta con los últimos adelantos técnicos y sus instalaciones han sido concebidas bajo el prisma de la funcionalidad y la modernidad. Su impecable diseño, que sigue el cánon de circuito americano , permite la visibilidad completa del trazado para que los espectadores puedan seguir desde puntos equidistantes todas las incidencias de la competición, sin perder detalle de lo que ocurre en la pista.

El Circuit de la Comunitat Valenciana cuenta con un trazado principal de 4.005 metros de longitud, una recta principal de 876 metros y 14 curvas, 5 a la derecha y 9 a la izquierda. La anchura de la pista es de 12 metros para todo el recorrido, a excepción de la recta de salida, que es de 15 metros. Es, especialmente, característica de este circuito la gran curva parabólica que termina en la pequeña curva de izquierdas que lleva a la recta de meta. Dicha parabólica se toma a gran velocidad y es ciega, empezando en subida y acabando en una frenada fuerte de bajada un poco contraperaltada.

En una moto de 1000 c.c. rodando a un ritmo de 1.50 (aficionado) una vuelta al trazado sería aproximadamente así:

Se llega en sexta a tope de vueltas a final de recta y se frena fuerte un poco antes del puente metálico situado en final de recta. Se bajan tres marchas y se traza la curva de final de recta entrando a la misma por su parte más exterior, casi rozando el piano. La salida se hace también casi por el piano en tercera a fondo hasta la siguiente curva de izquierdas (Doohan) que se hace en segunda. Esta curva no es especialmente problemática, siendo su parte primordial la salida de cara a poder afrontar la rápida de izquierdas que le sigue con la mayor velocidad posible. Al salir de Doohan se abre gas a fondo y se traza la rápida de izquierdas en tercera intentando no salir demasiado abierto a la salida y no es difícil derrapar en dicha curva. Después de la rápida de izquierdas tenemos dos lentas de derechas casi enlazadas que no requieren demasiada atención más que tener cuidado en la primera de ellas puesto que los neumáticos llegan fríos y se producen muchísimas caídas tanto al entrar con los frenos cogidos como al dar gas a la salida. 

Después de esta doble de derechas viene una de izquierdas ligeramente contraperaltada de la que se sale gas a fondo hasta el corte y se mete una marcha más antes de la siguiente semicurva de izquierdas que lleva a una curva de izquierdas en la que se frena un poco en bajada y con algo de contraperalte, quitando una marcha y empezando la frenada fuerte un poco después de donde empieza el piano exterior. De ésta curva de izquierdas se sale a una zona de dos curvas enlazadas izquierda-derecha que son bastante técnicas y que se realizan en tercera velocidad dosificando el gas. Hay que tener especial cuidado en la frenada después de la salida de la curva de derechas antes comentada, puesto que lleva a una parabólica de derechas con algo de contraperalte. Se sale de dicha parabólica de derechas bien pegado al piano de fuera dando gas a fondo hasta la curva de derechas que da entrada al curvón de izquierdas que lleva a la recta de meta. Este curvón de izquierdas es especialmente bonito de trazar puesto que es donde sale el tiempo y requiere técnica y valor para hacerlo como se debe. Empieza en subida y acaba en bajada fuertecilla, con una frenada en ligero contraperalte que lleva a una curva cerrada de izquierdas que da a la recta de meta. Hay que intentar entrar de manera que se pueda poner la moto derecha lo antes posible en la recta con el fin de dar gas a fondo. Si la trazas bien y abres gas con ganas podrás ver como tus rivales creen que tu moto corre más que las suyas!! y es sólo que has trazado mejor. El Circuito destaca por su funcionalidad y polivalencia lo que permite, gracias a pequeños enlaces, disponer de dos circuitos independientes: uno muy virado de 1.300 metros de cuerda, ideal para Circuito Escuela, y otro exterior de 3.100 metros y una recta de 876 metros, que permite velocidades cercanas a los 300 km/h. Dispone de 48 boxes de 16×5,5 metros cada uno que pueden comunicarse entre sí para ampliar sus dimensiones.

VISITA VIRTUAL

Scroll al inicio