Pedro Acosta y el Año del Dragón en MotoGP

El pasado sábado 10 de febrero se celebró el Año Nuevo chino, dando inicio al Año del Dragón de Madera. En el Horóscopo Chino, el año del dragón representa el poder, la nobleza; mientras que el elemento madera simboliza la buena fortuna; y augura un tiempo de crecimiento, expansión y prosperidad. La fecha del Año Nuevo chino está determinada por el calendario lunisolar utilizado en China, y corresponde al día de luna nueva más próximo al día equidistante entre el solsticio de invierno y el equinoccio de primavera. Dado que hay doce animales y cinco elementos que van rotando entre sí, el último Año del Dragón de Madera comenzó allá por 1964. Por aquel entonces, Mike ‘The Bike’ Hailwood dominaba el medio litro con puño de hierro mientras un joven Giacomo Agostini acariciaba sus primeros podios con Moto Morini en el cuarto de litro. Nadie podía prever el cambio de era que estaba a punto de producirse en el seno de MV Agusta, que prácticamente monopolizaba las victorias en la clase reina del Campeonato del Mundo de Motociclismo. Pedro Acosta ha sido la gran sensación del test de Sepang de MotoGP 2024 Avanzando 60 años y volviendo al pasado 10 de febrero, los análisis de los test de Sepang celebrados durante la semana ya empezaban a avisar del advenimiento de una nueva era en la categoría reina a tenor de lo visto con Pedro Acosta en el trazado malasio. Aun así, se imponía la prudencia, emplazando la valoración sobre la nueva figura a las primeras citas del curso. No ha hecho falta ni terminar marzo para certificar que sí, que el Año Nuevo chino fue una realidad; y no porque Lusail asistiese a la primera victoria de CFMoto (aunque sea una KTM pintada) en Moto3, ni porque el Circuit de Barcelona-Catalunya fuese testigo de la primera pole y el primer podio de Kove en Supersport 300. No van por ahí los tiros. Han bastado dos carreras de Pedro Acosta en la clase reina para evidenciar que está destinado a marcar una nueva era en MotoGP, y que de alguna forma esa era ya ha empezado. Ya en Qatar dejó unos minutos gloriosos -coronados con un ya icónico adelantamiento a Marc Márquez- antes de venirse abajo en el tramo final; y apenas dos semanas después, en Portimao se coló por la rendija que se abrió en el podio tras dar cuenta del teórico número uno de su marca (Brad Binder), el piloto más laureado de la parrilla (Marc Márquez) y el campeón de las dos últimas temporadas (Pecco Bagnaia). A rookie that is doing much more than is required of him! 🔥@37_pedroacosta is making waves in #MotoGP and the biggest wave so far is becoming the third youngest rider ever to stand on a premier class podium! 🥉#PortugueseGP 🇵🇹 pic.twitter.com/1wA3bYaVXk — MotoGP™🏁 (@MotoGP) March 26, 2024 Además, si se mira la historia de la clase reina, en el último ciclo de años del dragón se han producido cambios de era realmente interesantes: El último Año del Dragón de Fuego, que fue del 31 de enero de 1976 al 17 de febrero de 1977, marcó el final del reinado de Giacomo Agostini, que venía de ganar su 8º título de 500cc, el 15º en total y el único con Yamaha tras 14 con MV Agusta. Sin embargo, en ese 1976 las Suzuki no tuvieron rival y el británico Barry Sheene, puro fuego dentro y fuera de pista, se hizo con el título de forma contundente. El último Año del Dragón de Tierra, que fue del 17 de febrero de 1988 al 5 de febrero de 1989, presenció a uno de los cambios de marca más impactantes de la historia del medio litro: el estadounidense Eddie Lawson, consolidado como el piloto más rápido de la tierra tras ganar su tercer título con Yamaha en cinco años, anunciaba que se iba a Honda, donde ganó el titulo con el número 1 en el carenado de su NSR500. El último Año del Dragón de Metal, que fue 5 de febrero de 2000 al 23 de enero de 2001, asistió al debut en la categoría reina del hombre que iba a cambiar para siempre el mundo del motociclismo a nivel mediático. El 19 de marzo de 2000, el italiano Valentino Rossi debutaba en el Mundial de 500cc, y casi cuatro meses después se hacía con su primera victoria. Como si MotoGP fuese un dúctil metal, estiró su reinado durante toda la década. El último Año del Dragón de Agua, que fue del 23 de enero de 2012 al 9 de febrero de 2013, fue el escenario del último gran cambio de era: el del paso del español Marc Márquez de Moto2 a MotoGP. El 93, capaz de fluir y destruir como el agua, se despidió de la clase intermedia el 11 de noviembre de 2012 con una victoria memorable desde el final de parrilla y, dos días después, se subía por primera vez a la Honda RC213V con la que iba a dominar el resto de la década. Pedro Acosta adelanta a Marc Márquez en el GP de Qatar de MotoGP 2024 Son muchas las señales que hacen pensar que, en el futuro, se recordará este Año del Dragón de Madera -que terminará el 28 de enero de 2025- como el del estreno en la clase reina de Pedro Acosta, cuyo poder sobre la moto solo es comparable a la nobleza que demuestra cuando se baja la visera del casco. De momento lleva dos carreras y ha hecho historia en cada una de ellas. En su debut en Lusail se convirtió, con 19 años y 290 días, en el piloto más joven en hacer una vuelta rápida, desbancando al francés Fabio Quartararo, que lo hizo en 2019 con 19 años y 324 días, también en Qatar. Dos semanas después, en Portimao, con 19 años y 304 días, consiguió ser el piloto más joven de la historia de la era MotoGP en pisar el cajón, y el tercero de todos los tiempos en la clase reina tras Randy Mamola y Eduardo Salatino. Pedro Acosta en el podio de Portimao, el más joven de la era MotoGP en lograrlo Son las dos primeras tablas de madera sobre las que el Tiburón-Dragón de Mazarrón quiere cimentar su futuro imperio. De momento, durante este año del Dragón de Madera, tiene la oportunidad de batir algunos récords históricos más, entre los que habría que destacar tres, con sus diferentes plazos: Pole más joven (hasta GP Italia): COTA, Jerez, Le Mans, Catalunya y Mugello. El murciano tiene cinco oportunidades más para arrebatar otro récord de precocidad al galo Fabio Quartararo, que en el Gran Premio de España de 2019 se convirtió en el poleman más joven de la historia con 20 años y 14 días. Victoria más joven (hasta GP Alemania): Los cinco anteriores más Sokol, Assen y Sachsenring. Hasta ocho carreras más para amenazar el histórico récord de Marc Márquez, que en COTA 2013 se convirtió en el piloto más joven en ganar una carrera de clase reina con 20 años y 63 días, pulverizando varias décadas después el récord que había establecido Freddie Spencer en Spa 1982. Campeón más joven (hasta final de temporada): El más difícil todavía. Acosta acabará su primera temporada en la categoría reina con 20 años y 176 días, por lo que si consigue hacerse con el título como rookie desbancará a Marc Márquez, que fue campeón en 2013 con 20 años y 266 días. Es imposible saber si conseguirá hacerse con esos récords, pero lo que sí es evidente es que tiene a todo el mundo del motociclismo pendiente de si podrá conseguirlo, otorgando un aliciente extra al Campeonato del Mundo de Motociclismo. Como cuando Sheene conquistó el medio litro, cuando Lawson se fue a Honda, cuando Rossi debutó en 500cc o cuando Márquez se subió a la MotoGP. Todo hace indicar que el Año del Dragón lo ha vuelto hacer y estamos ante una nueva era. Ojalá se cumplan los augurios y sea de crecimiento, expansión y prosperidad para MotoGP. !function(){“use strict”;window.addEventListener(“message”,(function(a){if(void 0!==a.data[“datawrapper-height”]){var e=document.querySelectorAll(“iframe”);for(var t in a.data[“datawrapper-height”])for(var r=0;r

Scroll al inicio