25 Años de la Copa Movistar (y III): la hora de la verdad

La Copa ayudó a proseguir en la competición a pilotos que no podrían haber dado el paso de las competiciones de base, como las minimotos o las copas de promoción, al motociclismo profesional. “Lo difícil para mí fue aprender rápido –dice Dani Pedrosa-, todo lo que me venía era nuevo. Cuando me seleccionaron y escuché mi nombre sentí una alegría inmensa, fue una oportunidad entre un millón, y eso me liberó muchísimo. Económicamente, mis padres ya no podían afrontar ningún tipo de competición alternativa y esta era la única oportunidad que podía tener, y yo la intenté aprovechar al mil por mil. Pero a la vez que yo me apliqué al máximo, la organización, Dorna, Alberto, fueron bastante flexibles conmigo porque yo sólo tenía 13 años”. Para Joan Olivé, el campeón de aquella primera edición y también campeón del CEV 125 la siguiente temporada con el equipo Movistar, la copa resultó fundamental para seguir adelante. “Sinceramente –dice Joan- para muchos de nosotros habría sido muy difícil llegar, porque llegar hasta la Copa Aprilia 50 era una cosa que se podía asumir, pero el paso siguiente no lo llegamos nunca a plantear. La Copa Movistar nos permitió seguir adelante. Yo era muy pequeño entonces, pero soy consciente de que en ese momento no podíamos asumir un campeonato superior al que hacíamos”. “Como era un campeonato abierto desde 14 años, te encontrabas a gente de primer año como Pedrosa o como yo –dice Álvaro Bautista-, que éramos los más pequeños, pero también había gente de veinte años y parecían tus padres, y aquello fue un desafío verte con gente más mayor y con más experiencia. No era fácil”. El trabajo con los chavales de la copa fue intenso. Bautista fue uno de los pocos que repitió en la segunda edición de la copa. “Yo me lesioné a principio de año y tardé un poco en volver a ponerme en forma, aunque al final hice un podio y estuve delante. Alberto me dijo que quería incluirme en el equipo del CEV, pero no hubo nada y tuve que buscar mi camino”, recuerda Bautista. “Nunca pensé que sería campeón del mundo, simplemente la Movistar era mi oportunidad de correr con una GP, aprender, y correr sin tener que gastar tanto dinero. Pensábamos en el momento. Ni me imaginaba correr el Mundial, con los pilotos que veía en la tele, lo veía tan lejos y tan difícil…”. Fábrica de campeones El resultado, en pocos años, superó cualquiera de las previsiones. “En las carreras todo puede pasar, pero lo que nos sorprendió realmente fueron los resultados que se consiguieron en tan poco tiempo”, dice José Antonio Lombardía. Lo cierto es que ese objetivo de buscar nuevos talentos que se convirtieran en futuros campeones, fue un sueño que motivó a muchos de esos jóvenes pilotos: “En ese momento, con 13 años y lo que te apasionan las motos, inocentemente o no, yo en ese momento creí en eso al máximo”, recuerda Pedrosa. Si lo piensas, algo de calidad tendríamos, porque plantarnos en dos años en el Mundial no es fácil (Joan Olivé) “Yo casi no lo veía real en ese momento”, confiesa Olivé. “En mi caso, yo iba paso a paso: primero ser seleccionado, y luego el hecho de ganar la copa y pasar al Campeonato de España fue un paso mucho más serio. Aquello ya se profesionalizó. Se hizo un gran trabajo. Si lo piensas, algo de calidad tendríamos, porque plantarnos en dos años en el Mundial no es fácil, porque el nivel es alto. Ahora lo es, pero todos los años ha sido alto, pero sin tener esa oportunidad habría sido impensable”. “La Copa Movistar fue revolucionaria –dice Pedrosa-. Veinte años después se ha demostrado que fue una fórmula que ha sacado talento, y cada pocos años siguen saliendo chicos de estas copas de promoción, que tienen esa oportunidad y ese desahogo para las familias al tener ese peldaño donde empezar y dar ese primer paso, que es el más difícil”. Bautista también lo define así: “Fue una cosa revolucionaria, y fue una escuela, porque aprendimos un montón. Nos enseñaron a ser pilotos”. Joan Olivé (izquierda) y Raúl Jara, campeón y subcampeón de la Copa y el CEV 125. “Nos dio la oportunidad de ser lo que somos hoy, para algunos de nosotros ese momento fue el momento del cambio”, asegura Olivé. Lo curioso del mundo de la competición es que el paso del tiempo a veces brinda la oportunidad de regresar al punto de partida, como le ha sucedido a Olivé, que desde 2021 está trabajando en el programa Talent de Dorna, con la Asia Talent Cup y el Junior GP, lo que tener una visión completa del recorrido de un piloto. “Te hace ilusión ir a las selecciones y recuerdas cuando tú tenías esa edad, y ahora ves a los padres y a los pilotos con esos nervios antes de la selección, y eres consciente de lo que se están jugando en ese momento e intentas hacerlo lo mejor posible para darles la oportunidad. Es muy satisfactorio, es como cerrar el círculo. Trabajar con pilotos jóvenes es muy agradecido, saben que les estás dando una gran oportunidad”. Un salto cualitativo importante en lo que fue la cantera del motociclismo en España (Alberto Puig) Viendo todo con la perspectiva de estos 25 años y habiendo sido testigo de primera mano de la evolución del motociclismo, Puig tiene una visión muy clara de la importancia que ha tenido la Movistar Activa Joven Cup en el motociclismo contemporáneo: “Fue un salto cualitativo importante en lo que fue la cantera del motociclismo en España, y fue una catapulta para muchos pilotos, y varios de ellos llegaron a triunfar de manera notable o sobresaliente. Las secuelas de la Copa Movistar trajeron consigo el equipo de CEV en 2000, el del Mundial de 125 de las siguientes temporadas, el de 250… Todo aquello nació en el Jarama. Y mucha gente que no estuvo en la copa o en nuestro equipo, encontró vías de salida a través de estas estructuras, como fue el caso de Stoner. Si me lo hubieran dicho antes de empezar me habría costado creerlo… Todos los que conocemos las carreras sabemos que la posibilidad de fracasar también está ahí”. Efectivamente, en aquel momento nadie imaginaba que dos de esos 25 muchachos terminaran siendo campeones del mundo en una breve plazo de tiempo. Aunque Puig… “Bueno, no, el objetivo era ese: vamos a sacar gente de primera, vamos a entrenarlos en el CEV, vamos a llevarlos al Mundial… Ése era el objetivo, de verdad, pero en el punto cero, cuando dices ‘vamos a hacer una copa”, cuesta de creer. Pero cuando ves que de primera tienes una buena calidad humana de pilotos, ya no es una idea o un concepto; es una obsesión”. Proyección Lo más importante de la Movistar Activa Joven Cup es la proyección que ofreció, no sólo a través de las dos ediciones de la copa sino también con todo lo que se hizo a continuación: “Otro de los aciertos fue, en el momento de dar el salto al Mundial de nuestros pilotos, en este proceso, que estuvieran apadrinados –dice Lombardía-. Buscamos otros pilotos que ya tuvieran experiencia en el Mundial pero que todavía no hubieran despuntado, haciendo un equilibrio entre pilotos que llegaban puros de la Activa Cup como Olivé y Pedrosa, con pilotos como Toni Elías, que tenían algo de experiencia. Esto, como marca, nos permitía obtener una garantía de resultados mientras los otros se iban formando. Y ese equipo funcionó a la perfección”. Jara, OLivé y Pedrosa formaron el equipo Movistar Junior en el CEV 125 de 2000. . Y Lombardía apunta el efecto reactivo que aporto la Movistar Activa Joven Cup en ese preciso momento: “La edad de oro del motociclismo español llegó a raíz de esto. Por suerte también había patrocinadores potentes que empujaban hacia arriba, había pilotos buenos, y así llegaron los títulos que llegaron después. Ahora han cambiado las cosas pero seguimos siendo una potencia en el deporte motociclista”. Para Puig, la Movistar Activa Joven Cup supuso dar continuidad a una trayectoria deportiva que se cortó de raíz como consecuencia del accidente de Le Mans: “Después de aquello yo me dije: no puede ser que esto se acabe aquí para mí. Aunque ya no sea yo, tengo que dar algo más a este deporte, puedo dar más, y cuando lo empezamos a hacer y las cosas empezaron a salir, me sentí muy realizado, y cuando miras para atrás te dices: aquello fue bonito”.

Scroll al inicio